domingo, 12 de junio de 2011

MUÑECOS VUDU Y FETICHES DE PALO MONTE PARA AMARRAR, DAÑAR Y CONTROLAR A DISTANCIA

Figura de magia negra de la antigua Grecia, conservada
en el Museo del Louvre, en Paris.
Navegando por Internet, a menudo me encuentro con fotos de supuestos muñecos vudú que más bien parecen simples muñecas de trapo o alfileteros. A mi me causan risa, pero supongo que mucha gente que no conoce el verdadero vudú, palo monte y la brujería afroamericana, en general, resultan engañadas con estas imágenes y contratan los servicios de falsos brujos y estafadores que se aprovechan del desconocimiento que existe sobre estas prácticas mágicas. Por eso quiero dedicar este post a comentar un poco el tema, para que los menos entendidos puedan aprender a diferenciar lo verdadero de lo falso y así evitar que sean estafados por personas sin escrúpulos.


Estas seis imágenes son ejemplos de los
diversos tipos de falsos muñecos de Vudú
que abundan en Internet.


Se les puede identificar por su sencillez y aspecto
pueril, la ausencia de elementos simbólicos de
alguna religión o tipo de magia que los caracterice
y, en general, porque parecen simples alfileteros.


 Lo primero que debo decir es que el uso de muñecos o fetiches para amarrar, dañar o controlar a personas a distancia, no es algo exclusivo del Vudú, sino que aparece en todas las formas de brujería afroamericanas y en  muchas de las formas de chamanismo y magia, tanto occidentales, como asiáticas y de otras culturas. Está comprobado que en Mesopotamia y en la antigua Grecia, Roma y Egipto, ya se utilizaban diferentes métodos de magia negra, entre ellos el uso de figuras de arcilla a las que clavaban agujas de metal para dañar desde lejos.

Nkuyo africano de la
cultura bantú.
De África nos viene, a los cubanos, dominicanos, puertorriqueños, venezolanos y brasileros, principalmente,  la costumbre de crear figuras tridimensionales antropomórficas para diversos usos de índole espiritual, entre ellos el de actuar sobre una persona precisa a distancia. Pero no debemos confundir esos fetiches con los Nkuyos, Chicherekús y Kini Kinis de la cultura bantú y yoruba africana y del Palo Monte, la Santería, el candomblé y la Kimbanda americanos. Estas figuras representan a deidades, fuerzas y espíritus, no a individuos vivos y suelen ser de mayor tamaño y estar realizados en madera, para que perduren y no en tela o materiales frágiles como los fetiches del Vudú, cuyo uso y función son solo temporales.

Básicamente, el Vudú es el resultado del sincretismo que se produjo en Haití entre la magia yoruba( Ocha o santería ), la magia bantú o conga( palo monte ) y la magia clásica europea. El resultado es muy parecido a la Kimbanda de Brasil y al Palo Monte Kimbiza de Cuba, el cual aúna elementos del palo monte, la santería, el espiritismo y la magia occidental. De hecho la regla Kimbiza cubana tiene cierta influencia haitiana en sus orígenes. Lo se, no solo porque he investigado sobre el tema, sino porque lo he visto con mis propios ojos en Cuba. En la década de los años 40 del pasado siglo, muchos haitianos emigraron a Cuba huyendo de la situación política de su país y se asentaron en algunas zonas de la parte oriental de la isla. Todavía hoy en día se pueden encontrar familias de descendientes de haitianos en Cuba, que practican el Vudú tal y como se hacía en Haití a mediados del siglo XX.

Fetiches africanos de Bohicon, Benin. Tallas
en madera con forma humana para ser usadas
en trabajos de brujería.
Fetiche de Vudú haitíano, realizado a
partir de un muñeco de juguete.



Tanto en el Vudú, como en el Palo Monte Kimbiza, el uso de muñecos o fetiches para "trabajar" a personas específicas a distancia, se basa en los principios mágicos universales que plantean que "la parte es igual al todo" y que "la imagen de una persona es parte de la persona". Es decir, que, al igual que podemos usar el nombre, cabellos, uñas, prendas sudadas, etc, también podemos aprovechar la imagen de una persona para actuar mágicamente sobre esta. Y si mezclamos el nombre y/o uñas, cabellos, sangre o prendas sudadas con la imagen de la persona, el efecto y precisión de la magia es aún mayor.

Fetiche de Vudú de New Orleans. El
Vudú haitiano emigro a Estados Unidos
a principios del siglo XIX y hechó
raíces en New Orleans.
 Muñeca de brujería del Congo.
Ver el parecido con algunos
fetiches del Vudú haitiano.


La fabricación de estos fetiches consiste en rellenar un muñeco de trapo, plástico u otro material, con el nombre de la persona( y si tenemos pelos, uñas, prendas, etc, también las metemos dentro ) y pequeños trozos de palos, yerbas, fragmentos de animales o huesos humanos, tierras, semillas y otras sustancias correspondientes a los mpungus, espíritus y demás fuerzas implicados en dicho "trabajo", según sea la naturaleza de este( amarre, daño, control ).


Obra de Palo Monte para causar
la muerte de una mujer.
Dentro del ataúd va colocado
un fetiche con forma humana. 
Los alfileres se usan para representar la acción deseada sobre determinadas zonas simbólicas del cuerpo del muñeco. Es decir, que no solo se usan los alfileres para representar el daño; también pueden significar amor, deseo, atracción, control mental, etc. Para ello, los kimbiza ensartamos cuentas de colores en los alfileres, correspondientes a los mpungus y fuerzas que se ocupan del trabajo, según el carácter del mismo. Los colores de Chola Wengue( Oshún ) suelen usarse para amarrar a un hombre; los de Siete Rayos( Shangó ) para amarrar a una mujer o castigar a un enemigo; los de Kobayende( Babalú Ayé, San Lázaro ) se emplean para enfermar o curar; los de Tiembla Tierra( Obbatalá ) para enloquecer, tranquilizar o dominar mentalmente; los de Zarabanda( Oggún o Los Guerreros ) para castigar o matar; los de Centella Ndoki( Oyá ) para enloquecer, enfermar, dañar o matar, etc. Como habrán podido apreciar, no solo se usan los muñecos en la magia para amarrar o dañar, también pueden usarse para sanar, aunque no es lo más habitual.

                                    Fetiche Kimbiza para amarre de amor. Trece imágenes.




También las zonas donde se clavan los alfileres tienen diversos significados, según el tipo de trabajo. Un alfiler en un ojo puede simbolizar un daño o enfermedad en ese ojo en específico o en la vista, en general, si las cuentas pertenecen a Kobayende, por ejemplo; pero también pueden significar que se desea que la persona no mire a otras mujeres, si las cuentas son de Chola Wengue, por ejemplo. De igual forma el corazón puede significar amor o vitalidad, vida; los órganos sexuales pueden simbolizar deseo, lujuria, impotencia, infertilidad, vitalidad, enfermedades venéreas, etc y así sucesivamente, con cada parte del cuerpo humano.






Es muy importante que el fetiche represente claramente el sexo de la persona sobre la que se trabaja, por esa razón los kimbizas preferimos los muñecos plásticos de juguete, ya que tienen muchos detalles: cabello, ojos, oídos, boca, sexo, extremidades, dedos, e incluso el color de piel y rasgos de determinados tipos de raza. Hoy en día se pueden encontrar muñecos rubios, pelirrojos, castaños, morenos, mulatos, negros, asiáticos y también de diferentes edades, aunque eso no es tan importante. Si contamos con el nombre completo, la fecha de nacimiento y cabellos, fotos, uñas o prendas de la persona, no es necesario que el muñeco tenga muchos detalles; pero si solo tenemos el nombre y/o la fecha de nacimiento, entonces es preferible que busquemos un muñeco lo más parecido posible a la persona. También se puede pintar, modificar y/o vestir al muñeco para que se parezca aún más a dicha persona.


















Antes de confeccionar el fetiche, se consulta con la Nganga para saber si el trabajo es posible y cual es su camino: las fuerzas o mpungus que se harán cargo del trabajo. Muchas veces sucede que un amarre de amor, envés de ser reclamado por Chola Wengue, hay que realizarlo por mediación del mpungu o nfuiri de cabecera de la persona que encarga el trabajo. Lo mismo sucede alrevés: un trabajo para dañar o desbaratar puede ser reclamado por Tiembla Tierra o por Ngurufinda( Osaín ), aunque aparentemente sean fuerzas que no tienen mucho que ver con el carácter del trabajo. En realidad todos los mpungus tienen poder para llevar a cabo casi cualquier tipo de trabajo, aunque no sea de su "especialidad". Todo depende de lo que salga en el registro( consulta ).





Una vez montado( fabricado ) el fetiche, se procede a realizar el ritual de activación, teniendo en cuenta el camino y las circunstancias del trabajo. Si la persona que encarga el trabajo puede estar presente en el ritual, la activación es sencilla; pero si se encuentra lejos hay que hacer un ritual de pre-activación y luego enviárselo por correo con instrucciones precisas para que termine de activarlo. Como verán, la influencia física de la persona que encarga el trabajo es muy importante para el éxito del trabajo, aunque también se puede prescindir de ella si las circunstancias no lo permiten y el brujo en cuestión tiene el poder suficiente para activar el trabajo por si solo. La razón es que la persona que encarga el trabajo debe "jugar" con el muñeco, tocarlo, hablarle, para transmitirle la intensidad y naturaleza de sus sentimientos al muñeco y de esa forma fortalecer el trabajo. Si el muñeco es para amarrar o atraer a un hombre, la mujer o el homosexual que lo desea debe jugar cariñosamente con el muñeco, besarlo, abrazarlo, dormir con él o incluso pasarlo por su sexo o masturbarse en contacto con este. Si el muñeco es para dañar o castigar a una persona, hay que maltratar a muñeco y gritarle todo nuestro odio y rabia. Esa es la razón básica del origen de estos fetiches: son muñecos para que la persona vuelque sobre ellos todos sus sentimientos. La magia es un juego de adultos y estos fetiches son muñecas de ese juego mágico.




En el ritual de activación o pre-activación, se traza la mpemba( firma o trazo mágico que se realiza con tiza, yeso o arcilla )correspondiente al trabajo y a las fuerzas implicadas en él, frente a la Nganga y se coloca el muñeco dentro de un caldero o plato sobre la mpemba. Se hacen las correspondientes invocaciones y rezos y se van clavando los alfileres, a la vez que se va diciendo todo lo que deseamos que le suceda a la persona sobre la que se quiere actuar. Demás está decir que hay que pronunciar en voz alta el nombre y apellidos, tanto de la persona sobre la que se quiere actuar, como de la que encarga el trabajo. Según el camino del trabajo, hay que hacer determinadas ofrendas, que pueden ser, desde aguardiente, humo de tabaco, yerbas, flores, perfumes y otras sustancias, hasta sacrificios de animales.

El fetiche que les muestro en las fotos( fetiche kimbiza ) corresponde a un amarre de amor que realicé recientemente por encargo de una ahijada mía. Como pueden apreciar, los alfileres llevan cuentas de Chola Wengue( en Kimbiza usamos combinaciones de colores muy parecidas a las de la santería. En este caso los colores son los mismos de la orisha Oshún y también se incluye una cuenta roja para simbolizar la presencia y ayuda de Nkuyo-Eleggua en este trabajo en específico  ) y están clavados en un ojo, para que no mire a ninguna otra mujer; en el corazón, para que sienta amor por ella; y en el sexo, para que la desee con fuerza y solo a ella. En algunas fotos podrán ver el fetiche en un caldero, impregnado con las yerbas, aguardiente y otras sustancias que utilicé en su consagración y pre-activación.

Claro que estos procedimientos de montaje y consagración varían según el tipo y rama de brujería que se emplee para realizar un fetiche. Los fetiches del vudú no son iguales a los del palo monte y dentro del palo monte hay variaciones significativas en dependencia de la rama( Mayombe, Briyumba, Kimbiza, etc ), de la casa( templo, familia ) y del brujo en específico que lo lleve a cabo. Pero en cualquier caso, el montaje de un fetiche es un proceso complejo, que solo puede realizar con éxito un verdadero iniciado con experiencia y cuyo resultado o apariencia dista mucho de un simple muñeco de trapo o de un alfiletero con forma humana, como cree la mayoría de la gente. Espero que esta explicación sirva a los lectores a conocer un poco más este apasionante tema y les ayude a diferenciar  entre muñecos-estafa y los verdaderos fetiches de brujería.






 PINCHA AQUÍ, PARA MÁS INFORMACIÓN


Querido lector: no olvides votar por este post al final de la página, en la g+ ; no te cuesta nada y a mi me ayuda muchísimo. Otra forma en la que puedes colaborar para enriquecer el blog, es escribiendo algún comentario con tus opiniones, preguntas y sugerencias, y si lo visitas a menudo, ¿a qué esperas para hacerte Seguidor? ¡Empieza ahora y que Nsambi te acutare siempre!!!

12 comentarios:

Pattsfun dijo...

Hola!
Muchas gracias por tanta y tan amena explicación, sobre el tema Vudú. Lo que desconozco son las entidades o dioses y los rezos adecuados. Pienso que es un trabajo fuerte y duro para el brujo, y luego hay individuos que no desean gastarse nada, sólo copiar algún ritual y hacerlo ellos. Bueno pero ese es otro tema. personalmente me interesa el tema y te felicito.

LILLY MENDOZA dijo...

Muy interesante informacion muy poca jente la da gracias de todo corazon que nsambi le de mucha mas saviduria para q jente como yo abramos los ojos
ala verdad vendiciones
Lilly

Joel Mora dijo...

No conocía algunos detalles como los fines "específicos del uso de los alfileres" entre otros que leí, así que pareciera ser que es algo que me gustaría aprender y usar. Saludos desde la Cd. de México

Danis Jáuregui dijo...

Está excelente esta información! Gracias! no tenia claro algunos detallitos, y ya comprendo ahora.

robe dijo...

muchas gracias por la enseñanza. el camino nganga es dificil y nunca terminamos de saverlo todo. un nganga vive para aprender cada dia algo Nuevo. tatica robe

Mar AV dijo...

Hola y gracias PALO MONTENEGRO, eres generoso y altruista por compartir tu conocimiento lo cual demuestra que eres ilustre en tu ciencia, dime palito por favor cuanto tiempo tengo que esperar desde que se hace un ritual para que regrese el marido al hogar y cuanto tiempo hay que esperar desde que se hace un ritual de prosperidad para ver sus resultados es decir hay mas trabajo y dinero en la casa, bueno que Dios te pague tu respuesta.

Padre Montenegro dijo...

Gracias. Para consultas y trabajos escribir a padremontenegro@gmail.com. Un saludo y que Nsambi acutare

María Icónica dijo...

Yo estoy enferma. Podría haber un trabajo, rito, ritual, procedimiento para sanarme??

Padre Montenegro dijo...

Hola María: Ante todo debo hacer un registro( consulta de palomonte con chamalongos ) para ver si tu deseo de sanar tiene nsila( camino ) y, en ese caso, cuáles son los nsara bilongo o trabajos de curación que marcan los nkisi para llevarlo a cabo con éxito. Para el registro, escribe a padremontenegro@gmail.com tus nombres y apellidos completos y fecha de nacimiento y foto. Envíame esos datos y en pocos días tendrás el informe completo de tu registro, con todos los detalles de los resultados. Un saludo mija y que Nsambi acutare,

Cris Psu dijo...

a mi esposo le hicieron un amarre de magia negra con la santa muerte como se ,lo quito

Padre Montenegro dijo...

Para consultas y trabajos, necesito los nombres y apellidos completos y fecha de nacimiento o foto tuyos y de la otra persona, si fuera el caso, para realizar un registro( consulta de palomonte con chamalongos ) para ver si tu deseo tiene nsila y, en ese caso, cuáles son los nsaras o trabajos que marcan los nkisi y demás entidades espirituales, para llevarlo a cabo con éxito. Envíame los datos y preguntas a padremontenegro@gmail.com y en menos de 48 horas recibirás el informe completo de tu registro. Un saludo y que Nsambi acutare,

camila dijo...

Hola padre.

Me gustaría saber que diferencia o diferencias existen en hacer un amarre con magia negra y uno con magia roja? Osea, como es la persona amarrada con magia y como es la de magia roja? Es dulce y cariñosa, o es simplemente obediente?

Y si, existen consecuacias negativas para el que hace o solicita el amarre?

Esas son mis inquietudes.

Y lo felicito por su blog, tiene temas muy interesantes.