jueves, 12 de abril de 2012

Nuevos Palos y Nuevos Montes. Correspondencia con un palero cubano afincado en Mexico.

Fotografía de Carlos Castaneda en el altar espiritual
del Padre Montenegro.

A continuación reproduzco un intercambio de mensajes entre un palero cubano que vive en México, y yo:


2012/4/11
> Nsala Malekum, mi Npangui. ¡Taita Nganga saludando tierra congo, cará'!
>    Me presento: soy Enrique Estrada, cubano (la Habana, 1970). Me rayé en la
> Briyumba en el 2003, y vivo en México desde el 99, en donde he estado en
> contacto con chamanes mexicanos de varias etnias indígenas.
>    Tuve el placer de consultar su blog sobre Palo Monte, y coincido con
> usted en que el Palo es una forma de chamanismo. En mi contacto con chamanes
> mexicanos, no he visto ninguna diferencia radical entre nuestros sistemas,
> salvo detalles culturales, pero la relación con los espíritus, los Dioses y
> la naturaleza, es la misma. Sin embargo, ha sido muy difícil que en México
> se acepte al Palo Monte como chamanismo, inclusive por los propio paleros
> que, como bien dice en su blog, son practicantes de magia religiosa, pero
> han perdido el contacto con el monte.
>    Yo vivo en Morelia, una pequeña ciudad de provincia, y puedo llegar al
> monte caminando, y ahí voy cada semana, una o dos veces. También hacemos
> largas peregrinaciones al desierto de San Luis Potosí, donde conduzco
> ceremonias de Peyote, como parte del aprendizaje y entrenamiento de mis
> futuros ahijados. Vi en su perfil que está interesado en las plantas
> enteógenas. ¿Puedo preguntarle cómo las relaciona con el Palo? Yo he
> trabajado ese tema por casi veinte años: empecé en Cuba con lecturas de
> Carlos Castaneda, y usando Hongos alucinógenos. Con el tiempo, mis muertos
> (muchos de ellos son indios, y en las Ngangas que he montado en México, los
> muertos son indios, muchos de ellos chamanes y curanderos en vida) y las
> mismas Plantas Maestras me han revelado formas para incorporar estas plantas
> en las prácticas del Palo Monte. Me gustaría intercambiar ideas con usted
> sobre este tema. Quisiera pedirle además, y si no es mucha molestia, que si
> conoce a alguien en México que esté trabajando el Palo en combinación con
> las tradiciones indígenas, en especial los enteógenos, por favor me pase el
> dato para localizarlo y conocerlo personalmente.
>    Vi en su perfil que tambien está interesado en Japón y las artes
> marciales. Esa es otra feliz coincidencia: yo practico aikidô desde hace 15
> años, y doy clases en México desde el 2000. Los domingos, además, vamos con
> algunos alumnos al monte, a entrenar Kenjutsu en las montañas, cerca de
> Morelia, al estilo antiguo.
>    No ocupo más de su tiempo. Esperando estar en contacto, me despido de
> usted con un fraterno abrazo. ¡¡¡Mucho aché para usted, y nsalamalekum pa'
> sus muertos!!!
> E.E. Taita Nganga Briyumba.


Altar espiritual y Sarabanda en el nso nganga
del Padre Montenegro.
En el altar espiritual del Padre Montenegro se puede
apreciar la presencia de entidades y guías espirituales
tan disimiles entre si como Jesucristo y San Luis
Beltrán, la Comisión Africana, la Comisión India, Buda,
Krishnamurti, Aleister Crowley, Gurdjieff, Quintín
Bandera, Jose Martí o el propio Andres Petit.
Respuesta:


Malekum nsala, Enrique; un placer conocerte, hermano. No todos los días se topa uno con gente con tantas cosas en común. Si no te importa, publicaré nuestra epístola en mi blog, pues creo que puede resultar muy interesante para muchos lectores. Tal vez lo lea otro palero-chamán que viva en México y puedan ponerse en contacto. Yo conocía gente en México cuando vivía en Miami, pero de eso hace más de 10 años y les he perdido la pista. Sobre todo cuando los Nuevos Kimbisa se marcharon de México hacia Suramérica. Tiene que haber gente allá que los recuerde.

Proximamente publicaré un artículo que estoy preparando sobre este tema del uso, o no, de las plantas de poder( enteógenos ) en la brujería o chamanismo afroamericano. Tan solo te adelantaré que, contrariamente a lo que piensan la mayoría de los paleros cubanos, en África sí que usaban y siguen usando, plantas de poder en ritos chamánicos, como las semillas entada rheedi o la raíz silene capersi, que emplean para facilitar el "ensueño", entre otros fines mágicos.

Entre los religiosos afrocubanos el termino chamanismo es algo nuevo y casi desconocido, por eso le hacen rechazo a priori, por ignorancia, ya que, como cualquier antropólogo o estudioso serio de  los temas mágico-religiosos afroamericanos sabe, el palo monte, al igual que toda disciplina de magia ritual que se base en el culto a la naturaleza y a los espíritus, es chamanismo. Por eso yo digo que el palo monte que aún se practica en los campos de Cuba, es más chamánico que religioso, mientras que el palo monte que se cultiva en ciudades y grandes poblados es más bien brujería religiosa, no chamanismo.

Todas las religiones antiguas tuvieron su origen en distintas formas de chamanismo, que se fueron transformando, poco a poco, en cultos mágico-religiosos, según estos pueblos iban dejando la vida de cazadores-recolectores en el monte, la selva, la tundra, los desiertos y montañas del mundo, para dedicarse a la agricultura-ganadería y asentarse en poblados y ciudades. Hoy en día, en pleno siglo XXI, solo quedan auténticos chamanes en contados puntos del orbe donde todavía existen tribus indígenas sin contaminar por las sociedades modernas. El resto, incluidos descendientes de chamanes indígenas americanos, africanos, asiáticos, australianos, etc, pero que saben leer y escribir, conducen rancheras y usan móvil o no se asustan al ver volar un avión, somos más bien neo-chamanes.

El neo-chamanismo es un fenómeno relativamente reciente y en plena evolución; una ramificación de la New Age que intenta retornar a la pureza espiritual y estética de la naturaleza, como una especie de nostalgia por los orígenes salvajes y la inocencia y misterio de las edades oscuras, pero reforzada por la solides estructural de las filosofías orientales, como el budismo, y el taoísmo, fundamentalmente, y con influencias de todo tipo de escuelas y disciplinas esotéricas y espirituales, como el sufismo, la alquimia, la metafísica  y toda clase de sectas ocultistas y fraternidades esotéricas, como los masones, rosacruces, Golden Dawn, etc. En ese sentido, tanto tú como yo entramos en la categoría de neo-chamanes, al igual que todos los paleros que viven y juegan en el monte, aunque nunca hayan oído la palabra chamanismo y mucho menos neo-chamanismo.

Aparentemente, se trata de una simple diferencia semántica entre paleros tradicionales y paleros modernos, pero significa mucho más que eso.

Los paleros tradicionales prefieren ver al palo monte como una religión, ya que religión les parece un concepto más civilizado y elevado que brujería o chamanismo, palabras que asocian con gente primitiva e ignorante, como era corriente a principios del siglo pasado. Es un trauma o complejo que viene de tantos años de humillaciones que sufrieron los esclavos africanos y sus descendientes en América, pero que hoy en día está pasado de moda, ya que la antropología y etnografía modernas, la new age, la física cuántica y filósofos, científicos, artistas e intelectuales de todo el mundo han revindicado con tremenda fuerza las sabidurías ancestrales que hoy se agrupan bajo el término común de chamanismo. Por eso los paleros modernos nos sentimos cómodos con el término chamán o brujo y nos alejamos cada día más de los aspectos religiosos de nuestro culto, que son de origen católico y europeo, más que de nuestros ancestros bantús.

Esta división entre paleros y santeros tradicionales y paleros o brujos modernos o neo-chamánicos se agudizará más en los próximos años y originará la aparición y desarrollo de nuevas reglas, como "La Nueva Regla Kimbisa", primer fenómeno directamente relacionado con el palo monte y puramente neo-chamánico, al que ya me he referido en anteriores artículos: http://palomontenegro.blogspot.com.es/2010/11/la-nueva-regla-kimbisa-los-herederos-de.html, que mezcla en su liturgia y filosofía elementos del palo monte más puro con prácticas chamánicas amerindias( como el uso de plantas enteógenas, como la Ayahuasca, cactus San Pedro o Peyote, hongos etc ), disciplinas orientales y el espíritu de libre experimentación que caracteriza a la New Age.

Nada es para siempre. Todo cambia y se transforma o desaparece. Y el Palo Monte no es la excepción a esa regla universal. Las culturas que no aceptan los cambios que suceden a su alrededor, que no se adaptan, perecen. Nuestros ancestros bantús que fueron esclavizados y llevados a Cuba se adaptaron y por eso el palo monte sobrevivió hasta nuestros días, pero tan lleno de influencias, aportes y mutaciones, que de ningún modo se puede decir que sea el mismo que se practicaba en África hace 300 años.

 La naturaleza no conserva, solo recicla. Solo los humanos insistimos en "conservar" todo tipo de cosas, desde alimentos hasta cadáveres y culturas, pero a la larga comprendemos que lo que se conserva tal y como era en el pasado, no está vivo, como no está viva una momia o un fósil viviente. Para conservar una cultura hay que dejar que se mezcle y que experimente, pues no hay evolución sin cambio.

Internet, la era digital, lo cambia todo, y lo que no cambia con ella, desaparece. Los antiguos cultos eran locales, aislados por mares, ríos y montañas de la influencia de otros pueblos. De hecho, conservar pura la cultura, el lenguaje y los ritos, era una forma de re-afirmación y defensa ante otras civilizaciones, una muralla sicológica para proteger su identidad y no diluirse como cultura, y morir. Pero el mundo ha cambiado mucho en los últimos tiempos y ahora la cultura ya no sirve más como "aislante", sino todo lo contrario: actúa como "medio conductor"; permite la interacción entre billones de personas de razas, nacionalidades, lenguajes y creencias diferentes.

Los paleros modernos, al igual que la mayoría del resto de los neo-chamanes del mundo, no vivimos aislados en cuevas, montes y monasterios remotos, pues, por muy lejos de la civilización que nos encontremos físicamente, virtualmente nos mantenemos en contacto con personas, información y conocimientos de todas partes del planeta. Podemos escuchar música tibetana o maorí mientras trabajamos con la nganga o consultar por video-conferencia a un sueco que está en Cuba o a una cubana que se encuentra en Suecia, desde nuestra casa en Málaga. Ese flujo informativo intensificado por las nuevas posibilidades que nos abre la tecnología de nuestro tiempo, transmutan inevitablemente la realidad y experiencia y, por tanto, la naturaleza del palo monte que se practica ahora mismo en multitud de países, como Mexico, Venezuela, Argentina, Perú, España, Estados Unidos, Canadá, Italia, Francia, Alemania, Suecia, etc, debido a la masiva emigración de cubanos de la isla, en busca de libertad y prosperidad, en los últimos 20 años.

Si nuestros ancestros africanos se adaptaron al Nuevo Mundo, ahora nos toca a nosotros adaptarnos al regreso al Viejo Mundo, ¿no les parece? Nuevas yerbas y animales, nuevos mares y ríos; nuevos Palos y nuevos Montes. Nuevos lugares, nuevas costumbres y creencias, nuevos rastros, nuevas kriyumbas, nuevos medios de comunicación, nuevos conocimientos, nuevas experiencias, nuevos fundamentos, nuevos troncos y nuevos caminos.

Un abrazo de kunanchila y que Nsambi acutare,

Padre Montenegro

http://palomontenegro.blogspot.com.es/2010/08/palo-monte-religion-o-chamanismo.html


Querido lector: no olvides votar por este post al final de la página, en la g+ ; no te cuesta nada y a mi me ayuda muchísimo. Otra forma en la que puedes colaborar para enriquecer el blog, es escribiendo algún comentario con tus opiniones, preguntas y sugerencias, y si lo visitas a menudo, ¿a qué esperas para hacerte Seguidor? ¡Empieza ahora y que Nsambi te acutare siempre!!!

2 comentarios:

Msoto dijo...

Wow. Espero no haber llegado tarde a este espacio. Tengo tiempo reflexionando sobre el uso de enteogenos y la práctica de la magia afrocubana. Me da mucho gusto y ánimos leer sobre estos encuentros y las nuevas formas que estan emergiendo. Sin límites, sin tabús, la pura experimentación. Pues nada, yo no he sido rayado pero he recibido buen influencia de mi padrino que vive en Sonora, México. Él también ya percibió que es tiempo de empezar a enseñar lo que sabe, sin embargo lo hace a cuneta gotas. Yo, por mi lado, llevo un año viviendo en California, y estudio todas estas cuestiones por mi cuenta. El Monte de Lydia Cacho, excelente antología de la cultura cubana. Tiene otro título que no recuerdo. Y sobre enteógenos he estado leyendo a Terence McKenna que tiene cientos de horas de conferencias grabadas y estan todas colgadas en Youtube. Creo que es una grande voz que le habló a occidente y a la comunidad científica sobre el potencial de las plantas para el estudio del ser y de las dimensiones que se abren y se asoman entrado ya el nuevo siglo.
Yo nací en el año 1989 y sigo impresionado de la ola que significa para la humanidad el New Age. Es algo que en relativamente ha tocado la puerta de millones de seres al rededor del mundo. Sin ser una ideología o tener un dogma, existe un mismo sentimiento de universalidad y amor para construir juntos una mejor y más armoniosa comunidad y pienso que es un gran llamado antes de que nos terminemos matando unos a otros, como pasa ya todos los días.
Las formas de chamanismo jugarán parte importante en la reestructuración de la vida de las personas. Podría ser un estandarte ideal, una guía moral para la responsabilidad cósmica que debemos asumir para poder trascender.
Somos bastantes en el mundo pero las platnas jugarán otro papel importante en la conciencia de la gente. La marihuana es cada vez menos prohibida en las ciudades. Esta planta nos da la serenidad para poder llegar a la agudeza y la revelación del ser y la existencia. Muchos jóvenes en los EEUU y alrededor del mundo estan prefiriendo esta planta sobre el alcohol y ellos mismo se previenen de los daños de drogas más fuertes. Es toda cultura que se ha tejido en 20 años. Ahora nuevas generaciones ya nacen con una predisposición ser abiertos de mente, todo vale, sin embargo, en el fondo de su cabeza hay una cociencia brillante, que no siempre se muestra porque creo que todavía no es el tiempo.
Muchos van por buen camino, otros se uniran tarde que temprano. Lo he visto.
Bueno, un fuerte saludo y buena caza.

Oni shango dijo...

Exactamente soy madre nganga y soy mexicana pero antes soy vidente de nacimiento y he practicado el shamanismo mexicano desde hace 30 años y cuando llegue a las religiones afrocubanas me identifique con palo monte justamente por ser tan afín a mis creencias y a lo que yo he practicado, me gusto mucho este artículo felicitaciones