domingo, 23 de octubre de 2011

LAS SOCIEDADES SECRETAS EN CUBA: Abakuá, Ifá y Palo Monte

Fetiche Yombe. Siglo XIX
Los bantús, o bantues, eran tribus nómadas, que tuvieron su origen, según algunos etnólogos, en las mesetas de Banchi, Nigeria, o en las planicies al norte de Camerún, y otros los ubican en las tierras fértiles del sudeste sahariano, donde hace alrededor de 2500 años comenzó una explosión demográfica que se prolongó hasta el siglo XIX, emprendiendo así la mayor migración realizada en el continente africano. Caminando siempre hacia el sur, estos vigorosos pueblos, bien armados, ya que dominaban el hierro, conquistaban y esclavizaban a los pigmeos y bosquimanos que se encontraban a su paso, poblando las sabanas al oeste de Tanzania y dividiendose en dos grandes grupos: uno se dirigió, siguiendo el curso del Unbangui y atravesando Zaire y Angola, hasta el Atlántico; y el otro atravesó los grandes lagos hasta llegar al Zambase y al oceano Índico. Se cree que los Kikongos atravesaron la selva ecuatorial y llegaron al sur de la actual república Congoleña, a principios de la era cristiana, fundando diferente clanes familiares que se asentaron en la región.

El radical NTU, común en muchas lenguas bantús, significa persona humana y el prefijo BA forma el plural de la palabra MUNTU( persona ), por lo que BANTÚ significa SERES HUMANOS, PERSONAS, PUEBLO DE LOS HUMANOS.

El reino Kikongo se fundó en el siglo XIV y comprendía una extensa zona de la actual Angola y del sur de Zaire. Es precisamente en esta región, al sur de la selva ecuatorial, la más densa de Africa al sur del río Congo, donde estaban asentados los Yombes, desde hacia más de diez siglos. Esta situación geográfica propició la rápida evolución y florecimiento de esta y otras tribus de la región. Su sociedad, estructurada por un control patriarcal con leyes que prohibían la alianza con otras tribus de etnias diferentes, se vio muy afectada por la influencia dominante de los conquistadores, lo que hizo proliferar las sociedades secretas independientes en cada familia, para corregir las infracciones de las leyes tradicionales, por parte de los miembros de la comunidad.

Fetiche Kikongo
Lo que en su origen incluía a toda la tribu, se convirtió en hermandades herméticas separadas por familias, cada una defendiendo sus propios intereses económicos y políticos, que con el tiempo llegaron a formar verdaderos imperios personales, basados básicamente en el poder mágico del tótem que dio origen a la sociedad.

Las sociedades secretas guardan con sigilo sus actividades y componentes, pasando desapercibidas a la comunidad, que apenas conoce sus manipulaciones y siente su influencia, la cual se torna inquietante para los infractores de las normas tradicionales, ya que todo está relacionado con la actividad mágica.

Las iniciaciones estaban reservadas solo a los hombres de una misma familia, aunque podían incluirse miembros de otros clanes con los que se tenía pacto de sangre o alguna alianza mística totémica. Pasaban por diferentes grados y probada su fidelidad, le revelaban los secretos poco a poco a cada nuevo grado, ocupando una determinada función, hasta llegar a la cabeza, privilegio reservado a muy pocos.

Los infractores de los tabúes o los delatores de los secretos de la sociedad pagaban con la vida y, en muchos casos, con la de toda su familia, cualquier perjuicio que causara a la hermandad.

Con la llegada de los colonizadores europeos y las constantes guerras de poder entre diferentes etnias de la región, las sociedades secretas fueron consolidando su poder más y más, hasta convertirse en organizaciones con estructuras políticas y sociales propias, que constituían gobiernos autónomos a los que se sometían otras sociedades menos poderosas u otras que se creaban con el fin de extender su dominio por toda la región; imponían sus leyes con su poder terrorífico e inviolable, consiguiendo el respeto y reconocimiento de otras sociedades secretas, con las cuales pactaban alianzas para evitar la ruptura de la armonía entre los miembros de una misma etnia.

Miembros de una tribu bantú en
Africa actual
Los Yombes constituyeron sociedades poderosas, como la de los hombres leopardo, la de los hombres cocodrilos, hombres monos y hombres cobra, cuyas infraestructuras nunca pudieron ser penetradas por personas ajenas a la tribu, conservando, de ese modo, las tradiciones más ancestrales hasta nuestros días.

A Cuba y a otras partes de América, llegaron esclavos provenientes de los Yombes y de otras tribus bantús, durante la colonia española. Muchos de ellos pertenecían a diversas sociedades secretas, al igual que los esclavos provenientes de la Nigeria del Sur, los Calabares y el Camerún; a los que los españoles llamaban genéricamente carabalíes o bríkamos y entre los cuales llegaron los futuros fundadores de la Regla Abakuá, la sociedad secreta más poderosa de Cuba.

A diferencia de los lucumíes( cultura Yoruba ), que eran más abiertos, los congos y los carabalíes provenían de culturas muy machistas y secretistas; por eso la regla de Ocha floreció en Cuba y
 se mezcló con hombres y mujeres de diversas razas, mientras que las reglas congas( paleras ) y Abakuá se mantuvieron en secreto y se resistieron durante mucho tiempo a dejar entrar en sus ritos a personas de otras etnias, mucho menos a blancos, mulatos y mujeres.

Ceremonia de Ifá en Cuba
Con el tiempo, los paleros fueron dejando entrar poco a poco a las mujeres en sus juegos( potencias, sectas, reglas, templos ), aunque sujetas a ciertas restricciones, como el tabú de la menstruación, que les prohíbe participar de los ritos durante ese período o el tabú que les impide convertirse en Yayas( sacerdotiza de igual nivel que un Tata ) hasta que no alcanzan la edad de la menopausia. Sinembargo, los abakuás siguen sin admitir mujeres en sus juegos, al igual que los babalawos, que constituyen la única secta de origen yoruba( regla de Ifá ) de carácter semi-secreto y que no admite mujeres entre sus miembros.

No fue hasta el siglo XIX que Andrés Petit fundó la primera potencia Abakuá para blancos y mulatos y la Regla Kimbisa del Santo Cristo del Buen Viaje, en la que las tradiciones mágicas congas o bantús se mezclaron con las yoruba, la religión católica y otras disciplinas esotéricas de origen europeo, como el espiritismo y la masonería. Gracias a él, las tradiciones congas y carabalíes se integraron en la cultura criolla, creando uno de los sincretismos culturales y religiosos más ricos e interesantes de todo el mundo.

En próximos pots trataré el tema de la sociedad secreta Abakuá con más profundidad, pues, aunque actualmente la integran, tanto negros, como blancos y mulatos, su culto se mantiene casi intacto de influencias foráneas. La pureza con la que conservan sus tradiciones es un legado vivo de nuestros ancestros africanos y por ello posee una gran importancia para el estudio de nuestra cultura afroamericana y sus secretos.

El uso de máscaras es fundamental en las
sociedades secretas, como la Abakuá




Querido lector: no olvides votar por este post al final de la página, en la g+ ; no te cuesta nada y a mi me ayuda muchísimo. Otra forma en la que puedes colaborar para enriquecer el blog, es escribiendo algún comentario con tus opiniones, preguntas y sugerencias, y si lo visitas a menudo, ¿a qué esperas para hacerte Seguidor? ¡Empieza ahora y que Nsambi te acutare siempre!!!

jueves, 6 de octubre de 2011

PRENDAS Y ARTEFACTOS MÁGICOS DEL PALO MONTE


Hola amigos; hoy les traigo fotos de algunas prendas y artefactos mágicos del Palo Monte, que he montado y consagrado recientemente para algunos ahijados.

Está el Kini Kini Negro, una talla en cierta madera, cuyo nombre no puedo revelar, con forma humana y que sirve exclusivamente para hacer bilongos, es decir, maleficios. Se ata el nombre y/o foto o rastro de la victima a uno de los clavos que están clavados en el cuerpo del Kini Kini y se le ordena que lleve el bilongo hasta esa persona, en el plano astral. Según el tipo de bilongo, se escoge el clavo: el clavo en un ojo afecta la vista y hasta puede dejar ciego, también sirve para engañar; el clavo en la boca es para desprestigiar a una persona; en el oído, para acallar malas lenguas; en la cabeza, para volver loco o afectar la claridad mental de una persona y que tome decisiones erróneas, suicidio, crimen, paranoia; en el pecho, cáncer, infartos, mal de amores, divorcios, separaciones, depresión, suicidio, venganza, etc; en la barriga, obesidad, alcoholismo, bulimia, anorexia, parásitos y todo tipo de males que afecten los órganos alojados en la zona abdominal; entre las piernas, impotencia, SIDA, enfermedades venéreas, infertilidad, aborto, etc; en el ano, violación, traición, perversión, prostitución, drogas, mala vida, cárcel; en los pies, atraso, caminos cerrados, accidente, invalidez; en los brazos, desempleo, cargas familiares, hijos descarriados, familiares enfermos, debilidad, cobardía; en las manos, ruina, deudas, cárcel, crimen, violencia; en la espalda, drogas, enfermedades respiratorias, cáncer de pulmón, traición, calumnias, desprestigio, asesinato, etc.


Kini Kini Negro





Los Kini Kini Negros son espíritus de difuntos que llevan mucho tiempo vagando por la tierra y se han vuelto oscuros y hábiles en el mal. Generalmente, fueron personas que sufrieron cosas horribles antes de morir y siguen furiosos y vengativos. Para un verdadero  brujo es relativamente fácil convencerlos de que habiten dentro de estas figuras de madera, que les recuerdan el cuerpo físico y les permiten atacar desde el astral a otros cuerpos vivos. Estos Kini Kinis se consagran con licencia de mpungus como 4 Vientos, Centella Ndoki, Kobayende, Sarabanda y Cabo Ronda.

Hay otros Kini Kini Negros que se consagran exclusivamente a demonios, como Lugambé, Lukankasi, Kadiempembe Viento Malo, etc y que solo sirven para tumbar( matar ) y provocar los más horribles sufrimientos. Se diferencian en la madera y en los rasgos de la talla, que pueden poseer elementos animales, como alas, cuernos, garras, colas, formas de serpiente y penes enormes, caravelas y expresiones faciales malvadas y/o lujuriosas. Los espíritus que los habitan generalmente pertenecen a niños muertos de forma horrible y que sienten un enorme placer en matar y torturar a los vivos. Para ellos es como un juego y gracias a esa retorcida inocencia es que los demonios pueden convencerlos de ejecutar actos que otros espíritus oscuros, pero de adultos, tendrían reparos en llevar a cabo.

También están los Kini Kini Rojos, figuras de madera con forma de mujer, que sirven exclusivamente para amarrar, endulzar, seducir, atraer, provocar enfermedades venéreas, impotencia, infertilidad, abortos, lujuria, infidelidad, esclavitud sexual, prostitución, perversión y todo tipo de efectos y males relacionados con el amor, los sentimientos y la sexualidad. Son muy parecidos a los Kini Kini Negros, salvo porque el fetiche posee pechos de mujer y la madera es distinta y rojiza. Los habitan espiritus de mujeres que murieron a causa del amor y/o de la sexualidad.

Hay otros Kini Kini Rojos, que en realidad son azules( se les tiñe de azul y se adornan con elementos marinos, como caracoles y corales ) y que, a parte de pechos grandes, también poseen vientres abultados, como mujeres embarazadas. Pero solo se usan para actos fuertes, pero benignos o justos, como devolver la fertilidad a una mujer, decidir el sexo de un feto en el vientre materno, conceder la venganza a una madre a la que han traicionado o le han quitado a sus hijos, provocar el amor verdadero, para siempre, en una pareja y cosas así. También sirve para salvar de la pobreza y la ruina y para dar inspiración y talento a los artistas e intelectuales.

Ndoyi
Otras fotos son del Ndoyi, cetro o pequeño bastón que ayuda a su dueño a penetrar en el astral a través de los sueños. El Ndoyi es recomendable para paleros que no poseen el don de la mediumnidad o lo tienen atrofiado. También lo usan algunos brujos para acrecentar su poder en el plano astral y aumentar su "vititi"( visión mágica ). Se utiliza con la mano izquierda sobre el pecho, para dormir. El Ndoyi lleva en su interior una carga mágica y el nombre de la persona para la cual se ha creado que, junto al tipo de madera, las plumas, cuentas y otros elementos que lo conforman, funciona como una linterna o antorcha, una brújula, un pasaporte y un arma, en el plano astral, al cual se puede acceder desde el mundo de los sueños.



Existen varias formas y técnicas de penetrar en el astral, como el Viaje Astral( técnica de relajación y visualización europea, sintetizada de ciertas prácticas esotéricas orientales ) y los Viajes mediante la ingestión de plantas de poder o enteógenas, como el peyote, la datura, los hongos, el San Pedro y la Ayahuasca, de las tradiciones amerindias precolombinas, o los trances inducidos mediante danzas y cantos rituales, de Africa y Asia. Todas ellas funcionan durante la vigilia, pero a través de los sueños también se puede penetrar en el astral y, además, de forma mucho más natural y enérgica, si se posee un cetro Ndoyi.

Los Ndoyis son originarios de Mesopotamia y Egipto. Las figuras de dioses egipcios a menudo ostentan ndoyis en sus manos y de su herencia mágica surgieron luego en Europa las escobas, cetros, bastones y varitas mágicas que se han convertido en complementos indispensables de los brujos, magos, taumaturgos y profetas de todas las religiones y sociedades esotéricas occidentales. El conocimiento de su fabricación y uso penetró desde Egipto a algunas zonas de Africa, pero nunca se generalizó, ya que este secreto siempre se reservó para los reyes y grandes jefes de naciones y tribus; por eso su conocimiento solo llegó a Cuba y a América, mediante unos pocos esclavos de origen noble( príncipes y grandes guerreros brujos y sacerdotes bantúes )que supieron legar su secreto con suma discreción. Me precio de ser uno de los pocos brujos de América, afortunados por haber llegado a dominar este secreto.

El Ndoyi o Ndolli, permite que su tacto perdure en el sueño de su dueño y hace que este lo sienta y lo vea en su mano durante sus sueños. La sensación y visión del Ndoyi dentro de los sueños, provoca una especie de "despertar" dentro del sueño. Es decir, el sujeto, al ver y sentir el Ndoyi en su mano, toma consciencia de que su cuerpo está en otra parte, dormido y que todo lo que experimenta no sucede en el mundo físico, sino en el mundo de los sueños. A partir de ese momento o "despertar", el sujeto se apodera del curso de su sueño y empieza a aprender a moverse e interactuar dentro de esa dimensión. Puede quedarse a jugar en esa dimensión subconsciente, diseñando sus sueños para recrear momentos pasados o fantasias provocadas por sus deseos más profundos, o puede aprender a trascender todo eso y penetrar en el plano astral, que es mucho más asequible desde los sueños que desde el mundo físico.

Lo primero que aprende el dueño de un Ndoyi es ha moverse dentro del mundo de los sueños. A flotar, volar y desaparecer y aparecer en nuevos escenarios. Estos modos de moverse y trasladarse funcionan casi igual en el plano astral, por eso es importante practicarlos en el mundo de los sueños o Ensueño( se denomina Ensueño al mundo de los sueños en el que participa un sujeto "despierto"; es decir, consciente de que está dormido ). Generalmente, el despertar de una persona atrae a sus "aliados": entes espirituales que suelen tomar forma de "Totems"( espíritus guías que adoptan forma de animales, como ciertas aves, serpientes, perros, lobos, tigres, leones, etc ) en el mundo de los sueños y que enseñan a moverse a la persona y le guían en el paso al plano astral, mayormente a través de pasadizos a los que se accede por ojos de agua( pozos, charcos, pequeños lagos ), cuevas, puertas secretas, espejos, ventanas, cerraduras, madrigueras, etc.

Una vez en el plano astral, las posibilidades son casi infinitas. Se puede viajar al pasado; se puede penetrar en los sueños de otras personas( y sanar, persuadir o agredir a dicha persona ); se puede volar a sitios remotos; se puede alterar el tiempo y así leer un libro de 500 páginas en solo 2 minutos; se puede contactar con espíritus de difuntos, semidioses, santos y demonios; se puede averiguar conocimientos secretos y objetos ocultos o perdidos; se puede "ver" el aura de los vivos, espiar su salud, deseos y emociones; se puede introducirse en el cuerpo de un animal; se puede entender el idioma de plantas y animales; se puede visualizar cosas para que luego sucedan en el mundo físico; se puede viajar a dimensiones paralelas y, con el tiempo y la práctica, acceder a niveles superiores de existencia espiritual, es decir, donde habitan los dioses y semidioses, formados por la fusión de la energía de los espíritus más fuertes y evolucionados, como Cristo, Buda y sus homólogos de otras especies y planetas.

Kisinde Ekula
También presento fotos de un Kisinde Ekula( traducido significa pene crece ), amuleto sexual realizado en determinada madera, tallado con forma de pene y con cierta carga mágica en su interior, que provoca que toda mujer que lo toque se sienta fuertemente atraída sexualmente por el hombre que porte dicho objeto. También posee el poder de conferir una gran potencia y resistencia sexual a su dueño; incluso aumenta considerablemente el tamaño del pene si se usa durante cierto tiempo. Si la mujer sentía repulsión por ese hombre, es muy probable que al día siguiente recuerde una gran experiencia sexual, pero no pueda recordar la identidad de su amante.




Por último, presento las fotos de un par de clavos de línea de ferrocarril, cargados y consagrados según el tratado de las 4 esquinas, de Sarabanda, señor del hierro, el trabajo y los trenes, entre otras cosas. Suelen usarse para protección de lugares y negocios o para abrir sus caminos. Pueden haber otros mpungus implicados, según lo que se desea( Cabo Ronda para problemas legales, con la justicia, la policía, cárcel, etc; 4 Vientos para abrir caminos; Chola Wengue para atraer dinero y clientes; Sarabanda para los enemigos y la guerra, etc ), pero siempre el que manda en esta obra es Sarabanda, pues a él pertenece el tratado con el que se amarran las 4 esquinas( Los mayomberos lo hacen solo con Nsasi 7 Rayos, pero en briyumba y kimbisa se hace con Sarabanda ) o se protegen puertas y dominios. Estos clavos tienen la propiedad de hacer invisible un lugar para sus enemigos, que no pueda ser encontrado durante determinadas actividades o, por el contrario, que atraiga  el dinero y los clientes. Durante la colonia española en Cuba, los cimarrones( esclavos fugados ) amarraban las 4 esquinas de sus palenques y luego los paleros lo usaban para esconderse de la policía durante sus rituales. Hoy en día este trabajo lo encargan muchos, delincuentes, narcos, dueños de prostíbulos y garitos clandestinos y también dueós de bares, discos, comercios y propiedades en venta.


Aunque no puedo revelar el secreto del montaje y consagración de estos artefactos, espero que estas fotos y explicaciones ayuden a los lectores interesados en la brujería a conocer un poco más del alcance y posibilidades de nuestro Palo Monte.


Querido lector: no olvides votar por este post al final de la página, en la g+ ; no te cuesta nada y a mi me ayuda muchísimo. Otra forma en la que puedes colaborar para enriquecer el blog, es escribiendo algún comentario con tus opiniones, preguntas y sugerencias, y si lo visitas a menudo, ¿a qué esperas para hacerte Seguidor? ¡Empieza ahora y que Nsambi te acutare siempre!!!