jueves, 18 de agosto de 2011

PACTOS CON EL DIABLO Y LOS DEMONIOS EN EL PALO MONTE

Últimamente me escribe mucha gente preguntando sobre los pactos con el Diablo, por eso voy a dedicar esta entrada al tema.

Los pactos con el Diablo y otros demonios y entidades oscuras, como los ndokis, existen desde la antiguedad. Se sabe que en Babilonia, Caldea, Grecia y en el Antiguo Egipto ya se usaban fórmulas mágicas para contactar con las fuerzas oscuras y obtener sus favores a cambio de diferentes tipos de sacrificios y promesas que la persona debía cumplir. Estos conocimientos pasaron a los judíos durante su estancia en Egipto y se fueron mezclando y transformando con sus propias creencias a lo largo de los años. Uno de los tratados mágicos más importantes y dónde se trata el tema de los pactos y tratos con demonios, es el famoso grimorio LA CLAVÍCULA DE SALOMÓN, supuestamente escrito por Salomón, rey de Israel, como herencia mágica para su hijo Roboam, rey de Judá. Pese a la gran devoción de los judíos por Dios y sus leyes, es evidente que los grandes hombres de ese pueblo, como Moisés y Aharon( La MÓNADA o LIBRO OCTAVO DE MOISÉS ) fueron también poderosos magos y brujos que no dudaron en echar mano de las prácticas más oscuras para liberar a su pueblo de los egipcios y cimentar su poder. Al parecer, el judaísmo siempre tuvo dos caras: una pública, moralista y respetuosa de Dios, para el pueblo y otra secreta y oscura a la que solo tenían acceso los reyes, patriarcas y grandes sacerdotes.


Esta doble moral religiosa también podemos verla en el catolicismo. Los más trascendentes tratados mágicos del medioevo, como EL LIBRO DE SAN CIPRIANO, el Santo Mago, fueron escritos por monjes y sacerdotes católicos. Mientras la Iglesia católica se dedicaba públicamente a perseguir a brujas, magos y alquimistas, por sus "malas artes" y tratos con El Diablo, secretamente, en el interior de sus monasterios y abadías, se dedicaban al estudio y práctica de las artes arcanas y ocultas para obtener mayor riqueza y poder terrenales. Por eso perseguían a los llamados herejes, para arrebatarles sus conocimientos e impedir que el pueblo llegara a conocer la verdadera naturaleza mágica y oscura de la "Santa Iglesia". Muchas de las personas que fueron quemadas por la Santa Inquisición, como los caballeros Templarios, eran monjes católicos que conocían esa naturaleza y deseaban desbancar a la corrupta Iglesia para usar sus poderes de forma más humana; otros simpemente eran enemigos políticos o ricos caídos en desgracia a los cuales se torturaba y mataba en sacrificio a los demonios que le daban su poder a a Iglesia. Toda la historia de la Iglesia católica está manchada con la tortura, la violación y la muerte de personas inocentes que fueron sacrificadas para quitarles sus conocimientos o como holocausto para los demonios.


Por esa razón, para proteger su naturaleza oscura y secreta,  los católicos crearon todas esas ideas horribles sobre el pecado y el infierno, que afirman que el precio de un pacto con el Diablo es la condena eterna del alma de las personas que lo llevan a cabo. De esa forma sembraban el miedo entre los ignorantes, para que a nadie se le ocurriera practicar esos procedimientos mágicos arcanos y no pudieran competir con ellos. Por esa misma razón, atesoraban todos los libros y el conocimiento y solo los curas y mojes podían aprender a leer y a escribir. Ellos sabían que el conocimiento es poder y por eso trataban de que nadie, salvo los suyos, pudieran obtenerlo y usarlo.

San Luis Beltrán
Así tenemos el caso de San Luis Beltrán, otro sacerdote y santo católico, famoso por su misticismo y sus milagros, que eran fruto de su pasión por el estudio de las artes mágicas. Si alguien fuera de la iglesia hacía milagros, le tachaban de brujo y satánico, pero si los hacía uno de los suyos, en el nombre de Dios, le nombraban santo. Esa es la razón por la que, en el siglo XIX, Andrés Petit, fundador de la Regla Kimbisa del Santo Cristo del Buen Viaje, tomó la figura de san Luis Beltrán como principal Guía Espiritual de su Regla, la cual, como todos sabemos, tiene poco de católica y mucho de brujería africana, magia europea y espiritismo, entre otras ramas del saber esotérico.

Lo que intento explicar, es que la versión católica de los pactos con demonios, está plagada de mentiras, como que el alma de los brujos y los que pactan con el Diablo, arderá eternamente en el infierno, para alejar a la gente de estas prácticas que, en realidad, son muy anteriores a la aparición del Dios moralista y severo de la tradición judeo-cristiana y al concepto del pecado que inventaron para dominar al mundo. En las antiguas culturas griegas, egipcias, romanas, hindús, shamánicas, asiaticas, australianas y, por su puesto, en las africanas, no existe el concepto del bien y del mal, ni del pecado y el castigo eterno. Todo eso es un invento que solo aparece en las religiones totalitarias judeo-cristianas y musulmanas, que descubrieron que a través del miedo podían conseguir la sumisión, tanto de las masas ignorantes, como de reyes y emperadores. Por eso el emperador Constantino se convirtió al cristianismo y renegó de sus dioses romanos, no porque creyera en Cristo, sino porque se dió cuenta de que la idea de un solo dios moralista y severo era mucho más útil para los fines políticos de conquista y dominación.


Torturas de la Santa Inquisición
Muerte en la Hoguera: Inquisición

Los verdaderos místicos, sabios, magos y brujos de todos los tiempos, anteriores y posteriores al cristianismo, saben que el mal y el bien no existen fuera de la existencia humana. En la naturaleza, en la vida de las plantas y animales, no existen el bien ni el mal. Ningún animal mata por crueldad, venganza o egoísmo, solo los seres humanos lo hacen. Tampoco existe la mentira, la avaricia, la gula, la envidia y demás pecados capitales entre los animales y plantas. Esos males solo existen en la humanidad y si existen es porque somos los únicos seres vivos que somos conscientes de nuestra naturaleza mortal, y el miedo a la muerte nos vuelve envidiosos, egoístas, avaros, vengativos, mentirosos, traicioneros y criminales. Esa es nuestra naturaleza y es casi imposible escapar a ella en vida.

Patipembas: firmas o dibujos del Palo Monte
En las antiguas religiones mágicas africanas, como las practicadas por la cultura Yoruba, Arará y Bantú, de las que se originaron las actuales reglas afrocubanas y afroamericanas, como la santería, el Palo Monte y el Vudú, no existe el concepto de bien y mal, solo el concepto de lo positivo y lo negativo, entendiéndose este como la dualidad inerente a toda forma de vida, lo creativo y lo destructivo, como fuerzas opuestas que se complementan para sostener la vida. Hasta los científicos saben que toda energía tiene dos polos, uno positivo y otro negativo y que ambos son imprescindibles para la existencia. Si no existiera la enfermedad, el deterioro y la muerte, la vida sería imposible, porque sin muertos no hay abono para las plantas, ni espacio para las nuevas vidas. Si nadie muriera, los jóvenes nunca podrían ocupar su puesto, no habría relevo, ni evolución, ni espacio en el planeta para todos.

Para los verdaderos sabios, el mal y el bien o, mejor dicho, los aspectos destructivos y creativos de la energía, son las dos caras opuestas de Dios y nosotros, como seres vivos con inteligencia, tenemos todo el derecho del mundo a conocer y emplear ambas fuerzas en nuestro provecho y desarrollo. El fuego, por ejemplo, es uno de los 4 elementos básicos e imprescindibles de la vida material; lo mismo sirve para calentar, alumbrar, cocinar, procesar y fabricar, que para destruir, torturar y matar. Lo mismo sucede con los demás elementos, Aire, Agua y Tierra. ¿Debemos por ello abstenernos de usarlos? Claro que no, porque sin ellos la humanidad nunca se hubiera desarrollado.

Pacto entre un demonio y un
obispo católico
Existe una energía original, a la que llamamos Dios, que dio origen a la materia y a la vida y a todo lo que existe en el plano terrenal. Esa energía original, o Dios, a la que cada cultura llama por un nombre diferente,   se manifiesta de modos diferentes en el Universo, para dar riqueza y variedad a la existencia. En el inicio de la vida, al que los científicos llaman Big Bang, solo existía Dios, la energía original absoluta. Dios quiso que surgiera la vida y para ello se dividió en cuatro: Fuego, Aire, Tierra y Agua, los cuatro elementos primarios. El fuego dio paso al aire, el aire a la tierra y esta al agua, y del agua nació la vida. Todas las cosas vivas, tanto en su aspecto energético como material, están formadas por esos 4 elementos, que son Dios. Todo está hecho de la carne(materia) y de la energía( espíritu ) de Dios. Tanto las cosas positivas, como las negativas, las creadoras como las destructoras.

A lo que los católicos llaman diablos y demonios, no son realmente ángeles que se rebelaron contra dios y fueron castigados por él. Eso es imposible, porque todo es Dios. Esa historia es una más de las mentiras de la tradición judeo-cristiana y musulmana para dominar a la gente. Los demonios solo son fuerzas destructoras que existen en la naturaleza, o mejor dicho, aspectos destructores de las fuerzas que conforman a la naturaleza, y están aquí, al igual que los aspectos creadores de esas fuerzas, para ser usados por nosotros como mejor nos parezca. No son malos ni buenos, eso solo es una ilusión de la mente humana.

Les explico esto para que entiendan porqué, pese a que las religiones judeo cristianas y musulmanas afirman que el uso y trato con fuerzas destructoras es pecado y condena el alma, tantas personas siguen practicando las artes esotéricas desde el inicio de los tiempos hasta nuestros días. La razón es que, en realidad, no existe el pecado ni la condena del alma fuera de la imaginación humana y se pueden usar esas fuerzas sin mayor peligro que el que puede tener usar el fuego o la electricidad. Si se toman las medidas convenientes y se conoce a fondo la naturaleza de estas fuerzas, se puede hacer uso de ellas sin peligro para nosotros.

Palo Monte: huellas de un perro de prenda
poseído por una entidad espiritual
En el Palo Monte afrocubano, como en el Vudú afrohaitíano, se practican desde siempre los pactos con fuerzas oscuras o karires, sin que por ello el alma de sus practicantes se consuma en el infierno. El propio rayamiento( iniciación ) del Palo Monte, es un pacto con los muertos y los mpungus( fuerzas de la naturaleza, como la luna, el río, el mar, el monte, las estrellas, el rayo, los vientos, etc ) y para montar una Nganga o Nkisi hay que ir al cementerio y sellar pacto con el espíritu de un difunto. Ambas cosas constituyen pactos con fuerzas oscuras de la naturaleza, pero no por ello menos divinas. Para sobrevivir en el mundo hay que echar mano tanto de las fuerzas positivas, como de las negativas. Por medio de las primeras podemos sanar, curar, armonizar, aplacar, despojar, abrir caminos, etc y por medio de las segundas podemos defendernos de nuestros enemigos y transformar la realidad a nuestro favor. Es lo mismo que hacen los animales cuando sanan sus heridas con la lengua( positivo ) o matan a sus presas con sus garras, venenos y colmillos.

En los pactos con fuerzas oscuras, como los espíritus ndokis, Lugambé, kadiampembe y Lukankasi, por ejemplo, que se practican en el Palo Monte, al menos en los que yo conozco y domino, no se ofrece el alma como pago a esas fuerzas a cambio de su favores. El pago se hace con ofrendas y sacrificios de sangre o vida de animales y/o personas. Estos pactos no los puede hacer un neófito, solo un verdadero brujo con el conocimiento y el poder necesarios para controlar a dichas fuerzas sin detrimento para su persona.

Es imprescindible trazar un círculo protector y las patipembas( firmas o dibujos simbólicos ) y rezos invocatorios correspondientes a las fuerzas que se quieren invocar y al tipo de trato que se quiere hacer con ellos( existen distintos tipo de tratos para rayar, montar nganga, obtener "vititi", vista, sabiduría, poder sexual, riqueza material, fama, éxito social, poder político y militar, etc. Cada trato lleva patipembas e invocaciones diferentes y se hacen con distintas fuerzas, según su naturaleza ).

Pero con el círculo de protección, las patipembas y los rezos no es suficiente; el mayor secreto para invocar con éxito a una de estas fuerzas radica en la mezcla de yerbas, palos y otras sustancias que se coloca en el centro del círculo. Esa mezcla es diferente para cada tipo de fuerza o entidad y sus recetas son algunos de los secretos mejor guardados del Palo Monte. La mezcla secreta se quema y su humo, intenso y abundante sirve de cuerpo para que la entidad invocada pueda manifestarse.

Me explico: cuando se invoca al espíritu de un difunto, este baja y hace uso del cuerpo del brujo( si este es médium ) o de los perros de prenda( médiums que colaboran con el brujo o espiritista ) para manifestarse y hablar por su boca; pero cuando se trata de invocar a entidades más intensas y peligrosas( los mal llamados demonios ), como Lugambé, Lukankasi o los Ndokis, no es para nada aconsejable dejarles tomar posesión del cuerpo de una persona, pues con su fuerza podrían hacerla enloquecer y dañar seriamente su salud( a esto es a lo que se llama erróneamente posesión diabólica o demoníaca ). Por ello se usa una mezcla de yerbas, palos y otras sustancias correspondientes( afines ) a dicha entidad para que el humo que se desprende de su quema sirva de cuerpo o recipiente temporal para que la entidad se manifieste. Cuando la entidad "baja", el humo cobra formas antropomórficas, que recuerdan a seres medio humanos-medio animales( de ahí las imágenes del Diablo y otros demonios como seres con partes humanas y de becerros, murciélagos, serpientes y otras bestias )y  que cambian de colores y se agitan dentro del círculo, de manera sobrenatural.

Cuando el brujo ve estas formas, por las que identifica a la entidad correcta, comienza a hablarle a la entidad mediante palabras y fórmulas mágicas que también se atesoran con sumo secreto. A su vez, la fuerza o entidad, responde al brujo telepáticamente, como una voz torpe y ruda que este escucha dentro de su cabeza( el humo no tiene cuerdas vocales, así que no puede hablar, por eso la entidad se comunica telepáticamente ).

Círculo mágico y bastón
Estos no son los únicos requisitos para llevar a cabo un pacto: también hay que tener en cuenta la fase lunar. Se deben hacer en luna llena o cuarto menguante, ya que, a diferencia de la luna nueva o creciente, poseen energía destructiva o negativa. Estas ceremonias se celebran de noche, a partir de medianoche, porque a las fuerzas y entidades negativas no les gusta la luz( la oscuridad es negativa y la luz solar positiva ).

Otros elementos fundamentales son: 1- El Intermediario espiritual o nfumbe( muerto que habita la nganga a las órdenes del brujo y que se simboliza mediante el cráneo o la clavícula u otro hueso del difunto ) que facilita la sintonía con la entidad y le sirve al brujo de ojos en el plano invisible o espiritual. 2- Las armas del brujo; generalmente un bastón de madera( hecho, por ejemplo, con una rama de un ciprés de cementerio cortada a media noche ) y una espada, cuchillo o machete( este último es el preferido de los paleros ) consagrado, que le sirven para dar ritmo a la invocación( golpes de bastón en el suelo ) y para mantener a raya a la entidad( espada o machete ). 3- Y la sangre humana y/o animal.

Nganga de Palo Monte
A las entidades oscuras o negativas les encanta la sangre o, mejor dicho, la energía vital que desprende la sangre de los animales, porque les fortalece. Para que una entidad espiritual se manifieste en el plano terrenal necesita invertir una gran cantidad de energía, por eso hay que darles sangre para que tengan fuerzas suficientes. La mejor de las sangres, la más vital y elevada espiritualmente, es la humana, por eso es imprescindible al menos un poco de ella. Antiguamente se sacrificaban personas para llevar a cabo estas invocaciones y tratos, pero con el tiempo los brujos aprendieron a "engañar" a los espíritus con un poco de sangre humana mezclada con mucha sangre animal. Basta con un poco de sangre fresca de la mano del brujo o del ahijado o cliente que solicita el pacto, mezclada con toda la sangre de varios animales recién sacrificados. Debo aclarar que este "engaño" solo sirve para pactos sencillos que solo incumben a una persona( como los pactos por dinero, sabiduría, poder político, etc ), pero para realizar un pacto colectivo, que incumbe a muchas personas( como los pactos para proteger a un pueblo entero, alejar plagas, curar epidemias, hacer llover, dar buenas cosechas, etc ),  como los que se realizaban en la prehistoria y en la antiguedad, es necesario al menos el sacrificio de una vida humana. Por eso los antiguos egipcios y las grandes culturas precolombinas sacrificaban seres humanos vivos a sus divinidades, no porque fueran salvajes( de hecho eran muy refinados ), sino porque sabían que era imprescindible para obtener favores tan grandes. Esa es la razón por la que la mayoría de las víctimas de dichos sacrificios se ofrecían voluntariamente o aceptaban su destino con sumisión, porque sabían que su sacrificio era por el bien de todo su pueblo.

Hoy en día, con los avances científicos y tecnológicos, ya no es necesario buscar ayuda espiritual para conseguir buenas cosechas y curar epidemias, por eso los sacrificios humanos han desaparecido casi por completo, pero aún seguimos necesitando unas gotas de sangre humana para negociar pactos individuales con las fuerzas oscuras.

Sacrificio humano azteca
Pero supongo que a estas alturas del artículo, muchos lectores se estarán preguntando: ¿Si no es el alma, cuál es entonces el precio que hay que pagarle a las fuerzas oscuras para obtener su favor? Y más importante todavía: ¿Qué ocurre después de la muerte. Hay castigo para las malas acciones o no?

El pago que se ofrece a las fuerzas oscuras, al menos a las entidades africanas, como Lugambé, Lukankasi y los ndokis, que son las que yo conozco, consiste en la promesa de ofrecerles periódicamente sacrificios de sangre animal para que siempre estén fuertes y así puedan ejecutar las acciones que se les pide. En caso de que el favorecido incumpla con el trato y no alimente a la entidad, esta se cobrará la vida de una persona querida o conocida del pactante, como recordatorio de los términos del pacto. Si después de esto la persona sigue incumpliendo el pacto, la entidad entenderá que el pacto está roto y, una de dos, o deja de ayudar a la persona o( generalmente ) se cobra la vida del pactante directamente. Estas muertes se caracterizan por producirse a través de accidentes violentos, enfermedades desconocidas que acaban con la vida horrible y vertiginosamente o fuertes depresiones que derivan en suicidios.

Con respecto a lo que sucede al morir y si hay castigo o no para las malas acciones o pecados, les diré que, en primer lugar, no existen los pecados fuera de la mente humana y que el mundo espiritual no funciona de forma tan retorcida como lo hace la sociedad humana. Lo que está bien o mal es relativo a la época, cultura y contexto en que suceda. Según los católicos es pecado matar, pero ellos mataron a mucha gente en la hoguera y en las cruzadas y todavía hoy absuelven a los soldados de cualquier muerte que provoquen en combate. ¿Es que existen guerras justas y guerras injustas ? ¿Dónde escribió Dios la diferencia entre matar para bien y matar para mal? Supuestamente( yo no me creo que Dios escribiera en una piedra; esa no es su forma de comunicarse ), solo escribió que era pecado matar, en general.

Obviamente, todo eso es absurdo, patrañas infantiles de los curas para sacarle dinero a la gente a cambio de la absolución y su perdón. Los pecados humanos se pagan en el mundo de los vivos, no en el más allá. Para ello existe la justicia del hombre, ya sea mediante políticos, jueces, policías y militares o por la mano del individuo que busca su propia justicia. Muchos crímenes, delitos y malas acciones no se pagan, quedan impunes, ya que el hombre es imperfecto y su justicia también. A medida que la humanidad avanza, su justicia se perfecciona, pero nunca habrá una justicia perfecta ya que todos somos diferentes y pensamos y sentimos de forma distinta.

Holocaustos aztecas
Las acciones humanas no alteran en nada la realidad espiritual del más allá. Solo somos un planeta más entre innumerables galaxias y realidades paralelas en el universo infinito. Es propio del enorme y estúpido ego humano pensar que nuestros pecados pueden influir en el curso de la gran obra de Dios. Solo somos una especie más, una que alcanzó la consciencia de si misma o inteligencia, por obra de la evolución, pero mientras sigamos siendo mortales, Dios no verá diferencia alguna entre nosotros y las hormigas. Somos partes de Dios, pero somos prescindibles, como las uñas o el pelo, que siempre vuelven a crecer. Para Dios nuestros pecados son tan naturales como lo es matar para los animales.

Esto no quiere decir que nuestras acciones no afecten a nuestra realidad individual, al morir, solo que a Dios y al universo les importa poco lo que hagamos en vida. Al morir, la energía vital o espíritu, abandona la carne muerta y queda flotando, por decirlo de alguna manera, a la espera de su próxima misión. La energía o espíritu de la mayoría de las personas reencarna en los recién nacidos, pero no guarda recuerdo de sus vidas pasadas. Y así sucede una y otra vez hasta que dicho espíritu alcanza la madures espiritual suficiente para pasar a una misión más elevada que la de ser un simple humano mortal.

El espíritu de las personas que mueren con remordimientos por sus acciones, que se consideran a si mismas malas personas, reencarna en formas de vida más primitivas y acordes a su energía negativa, como pueden ser ciertos animales. Todos los espíritus reencarnan una y otra vez, primero en gases y minerales, luego en plantas, luego en animales y luego en seres humanos, pero ese no es el último, ni el mejor nivel.

El Juicio Final
Los espíritus que, después de miles de reencarnaciones, alcanzan una vida humana elevada y profunda, de conocimiento y armonía con el Todo, al morir no vuelven a reencarnar en seres humanos, ni en animales u otra forma de existencia mortal, sino que se elevan a niveles superiores de existencia y se adhieren a entidades espirituales e inmortales por las que se sienten identificados y atraídos. Esas entidades son fuerzas positivas o negativas a las que cada cultura llama con nombres diferentes, como ángeles, arcángeles, demonios, dioses, semidioses y otras divinidades. Esas fuerzas, positivas o negativas, son las únicas que se interesan un poco por nosotros los mortales, porque en su día también fueron humanos y aún guardan cierto apego por este mundo; y por eso podemos comunicarnos con ellas y obtener su favor.

Para llegar a formar parte de una esas fuerzas superiores hay que morir conscientemente, sin miedo ni apego por la vida, solo ansia y curiosidad por el más allá. Para conseguir ese estado al morir, primero hay que haber vivido y sufrido muchas vidas y en cada una haber cometido innumerables errores y pecados, hasta que nuestro espíritu alcance la madurez suficiente para recordar en vida todas sus antiguas reencarnaciones y de esa forma podamos comprender el verdadero sentido de la vida: una escuela, una universidad para los espíritus. Ese estado se caracteriza por personas muy especiales, brujos, magos, sabios, santos, maestros y guías espirituales, como Cristo o Buda que marchan de este mundo voluntaria y felizmente, sin remordimientos, frustraciones, ni ansias y apegos y lo hacen para siempre.

Las religiones orientales tienen una idea muy parecida a esta, que es la del karma, pero es inexacta. Ellos conocen la verdad de la reencarnación, pero creen que estas se deben a las malas acciones que tenemos que pagar en la siguiente vida. En realidad no es así, solo reencarnamos porque aún nuestros espíritus no han aprendido y madurado lo suficiente como para pasar a un estadío superior, no porque tengan que pagar cuentas pasadas.

Muerto oscuro o alma en pena
Una última aclaración sobre el tema de la relación vida-muerte, es el caso de los muertos oscuros, también conocidos como almas en pena. Contrariamente a lo que muchos piensan, estos espíritus no pertenecen obligatoriamente a personas malas, sino a personas a las que la muerte les llegó por sorpresa y dejaron muchos asuntos importantes, para ellos, sin resolver en la tierra. Es cierto que muchas de esas personas eran criminales o personas violentas y que eso fue la causa de su muerte, pero muchas más son las víctimas inocentes de accidentes imprevistos, crímenes y desgracias, mayormente niños y jóvenes que ni siquiera entienden que han muerto o que no lo aceptan, porque extrañan el amor de sus seres queridos y la ilusión de los sueños inconclusos. estas fuerzas negativas también pueden( y se hace ) ser contactadas y utilizadas por los vivos para obtener favores, ya que no sabiduría. Estos espíritus no vagan eternamente por la tierra, como afirma la iglesia católica y otras religiones totalitarias, sino que lo hacen durante un tiempo, meses, años o siglos, hasta que su nueva realidad espiritual supera a la anterior terrenal o las oraciones de sus seres queridos vivos les convencen de que acepten su destino y busquen la Luz.



                                                


Querido lector: no olvides votar por este post al final de la página, en la g+ ; no te cuesta nada y a mi me ayuda muchísimo. Otra forma en la que puedes colaborar para enriquecer el blog, es escribiendo algún comentario con tus opiniones, preguntas y sugerencias, y si lo visitas a menudo, ¿a qué esperas para hacerte Seguidor? ¡Empieza ahora y que Nsambi te acutare siempre!!!

22 comentarios:

Cipriano dijo...

Eexcelente artículo, muy completo y Cita "solo reencarnamos porque aún nuestros espíritus no han aprendido y madurado lo suficiente como para pasar a un estadío superior, no porque tengan que pagar cuentas pasadas", considero que una vez aprendido lo suficiente sobre la vida actual es que podemos superar y pasar a otro estadio.

http://religionesynuevaera.blogspot.com/

alexus dijo...

exelente a mi me gustaria saber que pasa con lo animales cuando mueren? a mi se me murio hace semanas un perrito que yo queria mucho y como hace dos dias lo vi, como cuando siempre el me resibia, lo vi viniendo hacia mi pero unos cuantos segundos desaparecio

Padre Montenegro dijo...

Cada religión tiene su propio punto de vista sobre el tema de los animales trás la muerte. Los católicos, por ejemplo, creen que los animales ni las plantas tienen alma, solo los humanos. Los budistas, en cambio, creen en el karma y la reencarnación de todas las criaturas vivas. Según ellos, las almas van evolucionando o involucionando según haya sido su comportamiento en cada vida. Para ellos el alma de cualquier humano ha pasado por muchas vidas anteriores y algunas de ellas han sido como plantas y animales. Las plantas reencarnan en aquellas especies vegetales más fuertes que le rodean o en las especies animales que se alimentan de ellas y absorben su energía al quitarles la vida. Con los animales sucede lo mismo: el ratón reencarna en gato y el perro que ha servido muchos años a los humanos pude que reencarne en humano. Después de los perros y demás animales domésticados y de las plantas de jardines e interiores, que conviven dia a dia con humanos, las criaturas que más rápido evolucionan son aquellas plantas y animales que son sacrificados por razones espirituales( religión, magia ); le siguen los que son sacrificados con fines curativos y científicos; y por último están los que se sacrifican con fines materiales, como la alimentación, abrigo, construcción, combustible, etc. El Palo Monte, como cualquier otra forma de chamanismo, con respecto a los animales y plantas, está más cerca de la teoría kármica que de la visión católica. No olvidemos que el propio budismo evolucionó a partir de formas milenarias del chamanismo asiático. Los paleros sabemos que toda forma de vida, ya sea planta, animal o humano, al morir, su energía puede ser capturada y empleada con fines mágico-espirituales. Por eso bendecimos a los animales antes del sacrificio y le rogamos con palabras dulces a las plantas antes de cortarlas, para que nos sirvan bien en la tierra y asciendan en el plano espiritual.
El punto donde difieren el Palo Monte y el chamanismo, en general, con la teoría kármica, es donde el moralismo budista advierte que matar personas y animales y alimentarse de carne son actos que atrasan espiritualmente. Nosotros los brujos opinamos que matar es algo natural y que no existe maldad alguna en un animal que caza para alimentarse o en el humano que mata para comer, para defenderse o para hacer magia. Lo que atrasa realmente es la crueldad y la violencia egoísta o injustificada.
Pero volviendo a la pregunta: puede que lo que hayas visto sea una proyección de la energía residual que dejó tu perro a tu alrededor. Si lo hubieras visto en sueños la interpretación podría ser diferente, ya que en el plano astral y de ensueño intervienen otros factores.

ipa dijo...

Excelente articulo, Felicitaciones, quedo impresionado por la precision, super completo totalmente de acuerdo con usted en todo. me tomo el atrevimiento de copiarlo e imprimirlo para que demas personas tengan el placer de cultivarse con sus parrafos exactos.

Padre Montenegro dijo...

Gracias, mpanguis, por el apoyo; es un estímulo para seguir adelante. Por supuesto que pueden copiar y publicar mis artículos donde quieran, siempre y cuando también me den crédito como autor, como debe ser. También les agradecería que pusieran un enlace a mi blog y, si tienen sus propias páginas, me gustaría mucho verlas y enlazarlas con la mia. Un abrazo a todos y que Nsambi acutare

el kche dijo...

QUE PRECISION SR MONTENEGRO DE VERDAD EL BLOG ESTA EXCELENTISIMO Y CREO Q MUCHA GENTE NO SE HA DADO CUENTA DE ESTE MARAVILLOSO Y FORMIDABLE BLOG......!!! MONTENEGRO QUE ZAMBIA TE BENDIGA PORTAN BUEN APORTE.

MIKI_MELO dijo...

Primera persona que me dice la verdad sobre tdo me gusta eww leido mas post y blogs y todo esta revulto y todo lo dejan a la interpretacio de uno y por lo consecuente no le prestamos atencion a nda, pero es verdad como ser humano creemos conocer todo pero en realidad no sabemos nda ya que tdo nos lo inculcan de chiquitos y pocas personas se interesan de donde viene quienes son que soy YO, felicitaciones seguire le llendo aver que mas me encuntro surte

zafipit dijo...

Muy intersante padre montenegro la verdad que me dejo muchas cosas claras soy emanuel de argentina. Me gustaria saber su opinion acerca del satanismo de la vey ya que usted es una person muy culta en estos temas …
gracias

Richard Perez dijo...

De verdad tenia mucho tiempo sin leer algo tan revelador e interesante podría decir que comencé el año nuevo aprendiendo algo que hasta ahora se me había mostrado solo a pedazos y que ahora logro comprender, muy buen aporte y mi reconocimiento a su esfuerzo y sabiduría.

Gary Jungerman dijo...

la verdad ahora mi vida tiene mucho sentido y gracias por esa amplia informacion YA QUE HAY MUCHAS PERSONAS Q SON MESQUINAS CON SU CONOCIMIENTO :D

camila dijo...

Muy esclarecedor su articulo.

Sin duda alguna usted es una persona que realmente sabe de lo que habla, es un honor poder haber llegado a su blog.

Realmente parece la forma más coherente de hacer un pacto con una de esas fuerzas de la naturaleza, a través de una persona que pueda lidiar con esas fuerzas.

Pero yo me sigo preguntando.
Al tratarse de demonios o fuerzas negativas de la naturaleza, que riesgo puede correr alguien que hace el pacto, si tenemos en cuenta la naturaleza agresiva y maliciosa de los demonios. Como saber si un determinado momento el demonio no querrá pedirle más de la cuenta al pactado como que empiece a matar personas o empiece a atormentarlo, o incluso deje de cumplir su parte del trato, ya que supongo yo en mi ignorancia que tratándose de un ser maligno como usted menciona, no podemos esperar la más absoluta lealtad de parte de ellos.

Me gustaría saber que opina usted.

Saludos des Colombia, y espero que siga ilustrándonos en este maravilloso blog que usted dirige.

Padre Montenegro dijo...

Como ya he explicado en otras ocasiones, los karires no tienen nada que ver con los demonios de la tradición judeocristiana. Los karires son fuerzas destructores y violentas de la naturaleza, pero no son malvadas como los demonios de judios y cristianos, que son una exageración de esas religiones para asustar y dominar a la gente.
Los karires son fuerzas de la naturaleza y no persiguen el alma de nadie, solo la energía vital contenida en su sangre. Si el oficiante sigue todas precauciones necesarias y sabe lo que hace, no hay peligro para nadie, salvo para él mismo, pues durante la ceremonia del pacto el karire se manifiesta y materializa parcialmente, creando unos momentos muy peligrosos para el brujo que oficia. Si las personas que solicitan el pacto se encuentran a una distancia prudencial o mejor, no se encuentran en el lugar cuando se hace el pacto, no tienen nada que temer.
El plano espiritual de la realidad existe verdaderamente, pero no es como un cuento bíblico, lleno de angelitos voladores y diablitos con tridentes. Todo eso son adornos de la imaginación humana.

camila dijo...

Ok, entiendo solo que durante tantos años nos han contado la historia de la biblia que uno acaba creyendo que realmente los demonios son malos.Gracias que usted nos ilustra con sus conocimientos

A proposito, estuve viendo unos videos de espiritismo que me confundieron un poco, estuve viendo espiritus montar en cuerpos de personas en 2 religiones diferentes.

Una en una reunion de Palo (si no equivoco)este es el link:
https://www.youtube.com/watch?v=xZBT8WK8VzU

Y el otro en un culto de Quibayo en Venezuela, aquí el link:
https://www.youtube.com/watch?v=4goYaqt4zLI

La inquietud que tengo es porque en la religión Venezolana, a la persona que sirve de medium le cuesta tanto moverse? tanto así que le tienen que ayudar a sentarse. Mientras que en la otra fiesta, el medium se mueve libremente, el espiritu toma el control del cuerpo con total libertad y sin ningún problema de movilidad? Aque se debe? he visto que casi todos los mediums del Quibayo pasan por lo mismo, casi no pueden moverse cuando el espiritu baja en ellos.

Me guistaría que me ilutrara al respecto, porque me genera mucha curiosidad.

Me gustaría conocer su opinión

Padre Montenegro dijo...

Buena pregunta, mija. Todo depende del tipo de espíritu y de médium en cada caso. Hay nfumbes de personas que murieron viejas o invalidas y por eso los cuerpos de los medium que poseen reflejan su personalidad y características físicas. También, si el espíritu lleva poco tiempo descarnado( nfuiri ), le faltará experiencia y se moverá con torpeza en un cuerpo ajeno, mientras que los nfumbes, más experimentados y fuertes( alimentados con menga ) harán uso del cuerpo del medium con mucha más soltura. Los espíritus más sueltos de todos son los más antiguos, que se han convertido en nkisis y mpungus( como los orishas de ocha ) y son capaces de bailar y hablar con fluidez durante los trances, entre otras proezas, como tragar vidrios rotos, caminar sobre fuego, beberse una botella de aguardiente como si fuera agua o subir en pocos segundos a lo más alto de un árbol, trepando cabeza abajo.
La experiencia y habilidad de los mediums también influye. Si no está bien desarrollado, está aprendiendo o tiene miedo a entregarse totalmente, la persona le hará cierta resistencia al nfumbe. Los brujos hacemos eso mucho cuando no contamos con perro de prenda: Mantenemos un estado de semi-trance para poder comunicarnos con el muerto sin perder el control de lo que estamos haciendo.
Otro factor que influye es que en cada región se trabaja con espíritus disitintos, aunque la religión sea la misma, así que es lógico que existan diferencias.
Y por último están los falsos mediums, gente que vio un día a un espíritu montado en un auténtico medium y se dedican a imitar lo que vieron para fingir los trances y aprovecharse de la gente. Por eso es normal que en una misma región veas a muchos "espíritus viejos y paralíticos", que son los más fáciles de imitar.
Saludos y que Nsambi acutare,

solange medina dijo...

hola padre montenegro me llamo jorge castro y me gutaria saber si me podria ayudar hacer un pacto por dinero y salud estoy muy mal economicamente mi esposa y yo hemos tomado esta desicion juntos no se pueda respònder de antemano muchisimas gracias

Padre Montenegro dijo...


Hola: Para consultas y trabajos son necesarios los nombres y apellidos completos y fecha de nacimiento o foto tuyos y de la otra persona, si fuera el caso. Escríbeme a padremontenegro@gmail.com y veremos como puedo ayudarte.
Saludos mija, y que Nsambi acutare,

Javier Ri dijo...

Y Como se manifiesta la ayuda de los demonios? te ganas la lotería? la gente te empieza regalar mucho dinero? casualidades que te van generando dinero? tendrías algún ejemplo? tu o alguien que conozcas, ha hecho ese pacto de riqueza? Y cuanto tiempo luego de hacer el pacto es que se empieza a ver un cambio en la vida de uno? Uno se puede hacer millonario o solo se mejora un poco la situación?

Padre Montenegro dijo...

Este solo es un artículo de divulgación general, ya que el tema de los pactos es como para escribir un libro entero o dos.
Yo tengo hecho el pacto de sabiduría desde hace muchos años. El pacto de sabiduría solo es compatible con el pacto de muertos( rayamiento ). Es decir, que la persona que hace el pacto de sabios o de sabiduría no puede hacer el pacto de fortuna, ni el de vida, ni el de guerreros, pues se supone que la sabiduría y el poder de los muertos son suficiente para tener una buena vida. El camino del conocimiento espiritual no necesita millones, sino voluntad.
Sin embargo conozco gente que han hecho el pacto de fortuna y les va muy bien. La vida les ha cambiado en poco tiempo y han conseguido grandes cosas; cada uno según su nivel y tipo de ambición.
Yo siempre les advierto, cuando me escriben para pedirme que los ayude con un pacto, que el de sabiduría es el mejor, pero casi siempre optan por el de fortuna. En fin, para gustos, colores. Saludos y que Nsambi acutare,

Javier Ri dijo...

uhmm, interesante. Bueno es lo más normal que el común de la gente como yo quiera obtener el pacto de riqueza, el de sabiduria también es interesante pero parece como que seria mas util para algun cientifico o alguien cuya meta es más intelectual que material.

Sobre lo que dice de que las riquezas son proporcionales al nivel de ambición y supongo que también estilo de vida o estatus socio economico, quiere decir entonces que si un indigente que no hace nada por la vida más que drogarse y pedir limosna, hace un pacto de riqueza, es probable que no obtenga mucho? en comparación con que lo haga el dueño de un pequeño restaurant de barrio?

Que le vaya bien.

Padre Montenegro dijo...

La ambición es una manifestación de la voluntad que nada tiene que ver con el estilo de vida o el status económico. Desde la noche de los tiempos se ambicionan siempre las mismas cosas: poder, fortuna, amor, salud y conocimiento. La ambición de Napoleón era igual de grande que la de Gengis Kan, aunque uno luchara con cañones y el otro con flechas. Lo mismo pasa hoy en día: la ambición de un vagabundo drogadicto actual es igual de pequeña que la que tenían los vagabundos alcohólicos del medioevo o de la antiguedad. Las personas con verdadera ambición nunca se dan por vencidos.
Me alegra mucho que les guste el artículo. Saludos a todos y que Nsambi acutare

Christian Miranda dijo...

Hola padre: me gustaría saber que es el pacto de guerreros.

Padre Montenegro dijo...

El pacto de guerreros o con guerreros, es aquél que se hace con nfumbes que en vida fueron fuertes guerreros, y con entidades elementales de naturaleza guerrera, como las que se manifiestan en rayos, tormentas, volcanes en erupción, etc. Este pacto lo hacen personas que desean ser valientes, fuertes, hábiles y alcanzar el poder y el liderazgo dentro de determinado ámbito social, económico o político. Políticos, militares, policías, espías, señores de la guerra, narcos, terroristas, etc, pactan guerreros para convertirse en jefes y obtener siempre la victoria